dimecres, 28 de març de 2012

Para defender tus derechos ¡haz la huelga el 29-M!



Como hizo nuestra nueva Primera Secretaria, Yolanda Almagro, en su entrada del 10 de febrero, me permito citar el artículo de opinión VOLVEMOS A LOS 80 de la periodista y escritora Mercè Rivas. Y es que, efectivamente, con esta Reforma Laboral no nos quitan 30 años de arrugas, si no de derechos sociales, conquistados en todo este tiempo de lucha colectiva de las clases populares, con el liderazgo de los sindicatos y de los partidos de izquierdas. Una lucha que siempre ha buscado conseguir una dignidad y mejora material a la que hemos llamado “estado del bienestar”.

El día 29 de marzo hay convocada por todos los sindicatos mayoritarios una huelga general. Ese día tenemos que movilizarnos: la unión hace la fuerza. La reforma se ha firmado, pero con nuestra huelga y movilizaciones podemos hacer tambalear algunas de las medidas impuestas a golpe de decretazo por este gobierno de derechas. Por eso os pido que hagáis un poco de memoria histórica mirando al pasado. Porque no querremos volver a épocas franquistas en las que las diferencias entre trabajador y empresarios eran tan grandes que a menudo rallaban en la servidumbre.

Con esta Reforma Laboral, no solo regresamos a los años 80, si no a principios del siglo pasado. Nueve días de baja pueden llevar al paro: así si se falta al trabajo, aunque sea por causas justificadas, y dichas faltas alcancen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, o el 25% en cuatro meses discontinuos, un trabajador se puede ir a la calle. Teniendo en cuenta que la media de días hábiles al mes está entre 20 y 22, nueve serían suficientes para que el empresario mandara al paro a un trabajador que hubiese pasado un par de resfriados un poco severos, por ejemplo.

Pero el desastre anterior no es lo peor. Con esta nueva ley, que nadie se piense que aunque esté con contrato fijo indefinido y garantice ir al puesto de trabajo con fiebre, con muletas y en camilla, el empresario no va a tener motivos para mandarle al paro. Con la nueva reforma laboral, con menos ventas o ingresos en tres trimestres, la indemnización máxima por despido será de 33 días (20 en bastantes supuestos) y con un máximo de 24 mensualidades para los contratos fijos. Además, los empresarios podrán modificar la cuantía salarial para ganar competitividad: la nueva ley permite a los empresarios incumplir los convenios.

Con esta nueva ley, es el trabajador despedido el que tiene que demostrar que su despido ha sido improcedente, porque, con esta reforma, todos los despidos son procedentes.

Además, el empresario que contrate a un parado que este cobrando el subsidio tendrá derecho a una bonificación del 50% de la cuantía de ese subsidio. ¿Entonces para qué va a contratar a un parado sin subsidio o que cobre los 400 euros de prestación no contributiva?

Por si lo anterior fuera poco, con esta nueva reforma se podrá despedir al personal laboral de las Administraciones Públicas, pagándoles 20 días por mes trabajados con el límite de 12 mensualidades.

Como puede verse, creo que hay motivos mas que sobrados para defender nuestros derechos, y que secundemos todos unidos esta huelga general.

Antes de acabar, permitidme una consideración personal. Soy un jubilado que en mi vida laboral activa fui sindicalista pero que en mi retiro lo sigo siendo. Para mí, ir a la huelga es una obligación moral, ética e ideológica. Creo que es útil y necesaria. Lucharé con todas mis fuerzas contra la reforma laboral y contra los recortes de los derechos sociales, creyendo firme y sinceramente en que vamos a vencer. Y lo más importante es que, pase lo que pase, habré conseguido algo muy importante para mí: al día siguiente de la huelga, cuando los medios estén dando las noticias de vencedores y vencidos, yo me podré mirar en el espejo a los ojos y decirle a mi nieto, que su abuelo luchó, que hizo lo que pudo por dejarle un futuro mejor y un país donde la dignidad no se vende por un plato de lentejas.

Yo, como dice Joaquín Sabina en su proclama a favor de esta huelga, el 29 de marzo voy a la huelga por ellos, porque ellos van a la huelga por mí.

Rafael López 
Secretario de Asuntos Sindicales

Agrupación Socialista de Calafell






Para tener más información de la Huelga General, podéis consultar:  http://www.vagageneral.cat/

8 comentaris:

  1. Desde la JSC Calafell, también lucharemos por nuestro futuro, y por el de todos.

    No podemos quedarnos en casa.

    Ahora nos toca a nosotros !!!

    ResponSuprimeix
  2. Ja trobava a faltar aquesta entrada, excel · lent PSC!

    ResponSuprimeix
  3. En esta reforma laboral el Gobierno se pliega a los intereses de las empresas y los mercados financieros y pretende que el miedo, la paralización y el individualismo impregne a todos los trabajadores y las trabajadoras de este país. Frente al 'divide y vencerás' hay que elegir 'unión, organización y movilización. ¿Qué esconde en verdad la reforma laboral?...

    ResponSuprimeix
  4. Rafa, enhorabuena por esta entrada, muy bien argumentada y explicada. Muy de acuerdo con tu nuevo cargo en la ejecutiva. Demuestras merecerlo.

    Hoy hemos salido a la calle para protestar y reivindicar un trabajo digno y justo para todos los ciudadanos, para decir no a la reforma laboral. También para pedir a este gobierno que pare los recortes y sobre todo para decir basta!

    NO QUEREMOS QUE NOS TOMEN MÁS EL PELO...

    Hemos salido hoy pero también saldremos mañana si hace falta. Que no se piensen que nos van a parar. Tampoco que nos vamos a dejar engañar con falsas promesas e informaciones ocultas.

    El ciudadano es inteligente y sabe lo que quiere, Esto lo deberían tener en cuenta los ministros que actualmente ocupan escaño en el congreso, no nos callaremos.Pediremos lo que nos pertoca, lo que es nuestro y lo que hemos conseguido con mucho esfuerzo durante muchas generaciones...

    BASTA YA!!!!

    ResponSuprimeix
  5. Gracias, por defender lo que nos pertenece a todos, por explicar la verdad y por honrar a aquellos que sufrieron tanto por un estado de bienestar que la derecha quiere arrebatarnos en favor de unos pocos.

    ResponSuprimeix
  6. Gracias a todos por vuestra consideración.
    Antes de empezar la huelga estaba convencido de que había que hacerla, por que esta reforma laboral ha superado a todas las anteriores juntas, que se han hecho en España desde que tenemos democracia, en detrimento de las mejoras sociales para los trabajadores.
    Hoy me encuentro orgulloso y satisfecho de haber participado ayer en dos manifestaciones, la primera en el Vndrell, compañeros y amigos del pueblo vecino me decían que no recordaban una manifestación tan multitudinaria y festiva en el pueblo, la segunda en Barna,(me fuí a Barna y no a Tarragona, por que ya habia quedado allí con mis hijos) esta fue impresionante, como siempre los gobiernos del PP falseando los datos, en la huelga que se le hizo al gobierno de Aznar, UGT y CCOO, los sindicatos convocante, tuvieron que demandarlo y el Juez los sentencio a rectificar públicamente, esperemos que no sean tan necios y rectifiquen esta reforma laboral, y si no, nos tendrá otra vez en la calle reivindicando nuestros derechos.
    Un saludo.

    ResponSuprimeix
  7. Felicidades Rafa por esta magnífica entrada y por tu excelente aportación.

    Esta sociedad y este partido necesita de personas como tú para progresar y avanzar en los derechos sociales y laborales, personas implicadas y con un alto compromiso para con los demás.

    ResponSuprimeix
  8. Sin lugar a dudas las ciudadanas y ciudadanos de este país, por mal que les pese a muchos, han demostrado que no están dispuestos a ceder ante una derecha que únicamente desea fragmentar nuestra sociedad, haciendo que los ricos sean mucho más ricos, y los pobres mucho más pobres. Por desgracia el miedo a las represalias laborales ha estado presente en una jornada en la que el país ha reclamado sus derechos laborales y sociales, a un gobierno de derechas que con la reciente presentación de los presupuestos generales a dejado en evidencia cual es el camino elegido y a donde quiere llegar. Máximo benefició para los defraudadores. Acoso y derribo a las personas que cumplen con sus deberes como ciudadanos y sólo reclaman a cambió sus derechos.

    ResponSuprimeix