dijous, 8 de març de 2012

Homenaje a la Mujer Trabajadora



El jueves 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, jornada ya institucionalizada y en muchos casos poco reivindicativa. En este sentido, seria necesario repasar su historia para constatar que todavía hoy muchas de sus demandas permanecen vigentes.

La historia

Fue un 28 de febrero de 1909 cuando se celebró por primera vez en Estados Unidos el que se conoció como Día de las mujeres socialistas, tras una declaración del Partido Socialista del gigante norteamericano. Un año y medio después, en agosto de 1910, la Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, reunida en Copenhague, proclamó el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. La iniciativa fue propuesta por la socialista alemana Luise Zietz, con el apoyo de la comunista del mismo país, Clara Zetkin. La idea era plantear la jornada como una reivindicación por los derechos de las mujeres.

Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora se celebró por primera vez el 19 de marzo en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, que exigieron para las mujeres el derecho de voto y el de ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

España

En España se instauró el sufragio universal  por primera vez en 1869, (superando el voto censitario que solo permitía votar a los propietarios de bienes inmuebles o que poseían una determinada renta), pero éste excluía a las mujeres. Tendría que esperarse hasta la proclamación de la Republica en abril de 1931, en que la igualdad de sexos paso a ser una realidad con la nueva constitución. Una realidad legal que sería efectiva en las elecciones de 1933.

Con la dictadura franquista el papel de la mujer sufrio un retroceso, recuperando el rol tradicional de madre, esposa… supeditada a una cultura patriarcal, en el que el cabeza de familia fue el referente único de las instituciones y la legalidad, producto de una sociedad obsoleta y machista.

Una situación lamentable que finalizaría con la llegada de la democracia. La aprobación de la Constitución del 78, en su capítulo segundo, establece la igualdad  de todos los españoles ante la ley, con los mismos derechos y deberes.

La realidad actual 
Tras más de un siglo, algunas reivindicaciones se han conseguido superar, al menos en el mundo occidental, pero muchas continúan todavía vigentes.

Desgraciadamente la igualdad no es real, los sueldos de las mujeres son inferiores a los de los hombres, en Cataluña en el 2009 la media del salario bruto anual fue de:

- Mujeres      20.467,14€    - Hombres   26.901,30€

Esta diferencia se repite en niveles elevados de formación o responsabilidad.

En los cargos de responsabilidad política, teniendo en cuenta la discriminación positiva, que obliga a unas cuotas minimas, nos encontraríamos en la actualidad con:

- Alcaldesas   14,2%
- Concejalas   32,2%
- Diputadas en el “Parlament” 43%
- Diputadas en el Congreso  35,4%

Pero si queremos decantar los indicadores pasaríamos a la media de horas que se dedican diariamente a las tareas del hogar y a la familia:

-Hombres   2,35 h
-Mujeres    4,14 h

Aunque lo mas duro es una realidad cotidiana, próxima… que es el nivel de riesgo a la pobreza, mucho más elevado en las mujeres:
        
                       2009                     2010

Mujeres          20%                      21,3%
Hombres        16,7%                   18,5%

En el caso de las mujeres aumenta con la edad o la viudedad.

Un caso alarmante es el de los hogares con un solo adulto (generalmente una mujer) con hijos dependientes a su cargo, en este caso el riesgo a la pobreza puede superar el 46%. Hemos avanzado, pero no lo suficiente, seguimos siendo las cuidadoras, las que sacrifican su vida privada y profesional en beneficio del conjunto familiar.

Cena en Calafell

Como homenaje, la Agrupación de Calafell ha organizado para mañana viernes en Segur de Calafell una cena entre mujeres del municipio en conmemoración del evento.

1 comentari:

  1. Desde aquí quiero felicitar a mi madre, y a todas aquellas madres, que se frieron el pensamiento, se plancharon las ilusiones y se lavaron las aspiraciones, por ser " amas de casa". Por crecer en una sociedad donde no se le daban respuetas y sus peticiones eran tapadas a base de anuncios de " avecrem". Por ella, por cuidarme, por ayudarme por hacer de mi lo que soy ahora.

    ResponElimina