divendres, 10 de febrer de 2012

Injusticia y sin justicia.


¡Impresentable! ¡Lamentable! ¡Intolerable! ¡Injusto! así es como podríamos calificar la decisión del Tribunal Supremo referente al caso abierto al juez Garzón por intervenir las conversaciones telefónicas en el caso Gürtel, inhabilitando al juez por 11 años.

Adjuntamos la carta que ha dirigido la hija del juez Garzón al Tribunal Supremo. Sin más que añadir, esperamos vuestros comentarios al respecto.


5 comentaris:

  1. Vergonzoso, yo diría vergonzoso, estos nueve jueces han puesto a la sociedad de izquierda de este país de rodillas.

    El tema de las escuchas ha sido una excusa, ¿cuánto jueces han puesto escuchas a gente imputadas por delitos? Ahora nos estamos enterando que a muchas o que es una practica usual en las investigaciones de los casos de corrupción o criminal, en el caso Naseiro, Marta del Castillo, etc. Y no se ha juzgado a ningún otro juez ¿conque vara de medir actúa la justicia de este país? yo creo que a la justicia se le ha caído la venda de los ojos como se nos ha caído a todos los españoles.

    Siempre nos han querido convencer de que nuestra transición ha sido modélica, que teníamos que estar orgullosos de nuestros políticos, de los padres de la constitución, yo no culpo a los políticos de derechas, culpo a los de izquierda que no supieron defender a una parte de la sociedad vencida y maltratada, el borrón y cuenta nueva no vale, los crímenes genocidio de guerra no prescriben nunca. El juez Garzón ha juzgado y perseguido a criminales de otros países pero cuando ha intentado remover la mierda del nuestro no se lo han perdonado.

    Hoy estoy triste, indignado por la sentencia, me encuentro impotente sin poder hacer nada, pero también me indigna escuchar a políticos de izquierda, de mi partido, que no estando de acuerdo con la sentencia dicen respetar la justicia, pues señores, a mi esta justicia no me merece ningún respeto, esta justicia es una M.

    Un saludo.

    ResponSuprimeix
  2. Vaya por delante el respeto a las resoluciones judiciales, como no puede ser de otra manera y a la fuerza ahorcan.
    Quienes dan apoyo a la sentencia del TS que condena al juez Garzón dicen que se ha respetado la ley y es técnicamente rigurosa.
    Es cierto que todos estamos sometidos a la ley y los jueces también, pero también lo es que se trata de administrar justicia y eso es algo mas que la aplicación de la ley.
    El juez Garzón ha perseguido en las escuchas telefónicas lo que realmente interesa a la trama de corruptos: el dinero, y por indicación de la policia y conformidad de fiscales.
    Dinero que ya han puesto a buen recaudo fuera del pais como se ha sabido por dichas escuchas.

    En realidad de poco nos sirve que los metan en la carcel, si el delito consiste en llevarse el dinero, que lo devuelvan. No hay otra manera de desagraviarnos, es de justicia localizar el dinero y los bienes para que devuelvan lo que se han llevado y a la carcel con quien lo ha permitido.
    En eso consiste la aplicación de la ley y el sentido común de la administración de justicia.

    Un saludo.

    J. Navarro

    ResponSuprimeix
  3. Sin palabras.
    Acatar la sentencia se hace por narices pero respetarla,... lo siento no puedo.
    Sencillamnete aberrante, el poder judicial en manos de los "intocables", que cuándo gobiernan ..., pues ésto, gobiernan !

    ResponSuprimeix
  4. Creo que se a de ser valiente, y perdoneme J Navarro, si no esta bien no se puede respetar, y nuetra justicia y leyes, solo estan para los que mas tienen.No estoy de acuerdo la manera de aplicar las leyes ni la justicia.Cada vez creo menos que todos somos iguales ante la ley.

    ResponSuprimeix
  5. En cuanto al acatamiento, tanto da, se suelen imponer con acatamiento o sin el, por regla general nadie pregunta si te parece bien y lo acatas de buen grado.
    Referente al respeto no es una cuestión de valentía, aunque cada uno puede entenderlo como mejor le parezca.
    El trabajo de los jueces merece un respeto, lo cual no quiere decir que se esté de acuerdo con todas las resoluciones y creo que dejo clara mi postura y los motivos.
    Abundando mas, quiero añadir que en el supuesto que nos ocupa me parece fuera de lugar el comportamiento del presidente del tribunal, que en la sala, durante el juicio en el que se juega la carrera un juez, se permita hacer la broma de que le llaman de la Moncloa.
    Un saludo

    J. Navarro

    ResponSuprimeix