dimecres, 14 d’agost de 2013

SARDINADA SI, SARDINADA NO, SARDINADA REQUEMADA


El equipo de gobierno de este ayuntamiento pretende volvernos locos. Quiero pensar que es un descuido pero, por mala suerte, la dinámica de trabajo de este gobierno municipal nos confirma que es un problema de incompetencia y falta de responsabilidad a la hora de hacer bien su trabajo.  Quizás lo que pretenden es desviar la atención del ciudadano de Calafell y, lo que es peor, la de los turistas que nos visitan en estas fechas para que no vean las graves carencias que nuestro municipio está sufriendo. 


Voy al grano. Repasando la colorida guía de actividades del mes de agosto, compruebo que la tradicional sardinada popular está anunciada como gratuita. Me resulta extraño ya que todos los años ha tenido un coste  mínimo. Tras la duda miro en la web municipal y, efectivamente, la sardinada popular de este año tiene un coste tres euros. Termino de verificar la información contrastándolo con los carteles que anuncian el acto y se encuentran repartidos por el municipio, en los que aparece el importe de tres euros por persona. Empieza a correr el rumor. Los ciudadanos preguntan ante la duda y, entre los veraneantes, la imagen de Calafell no sale muy bien parada. Escucho irónicamente la frase: “este es un pueblo de pandereta”.


Pero que no cunda el pánico. Para que Calafell resurja de su letargo turístico monótono y económico y alcanzar la máxima expresión como destino turístico de primer orden, sostenible, ecológico  y con todos los sellos de calidad habidos y por haber el alcalde, Joan Olivella, ha contratado al Sr. Enric Fontecha del Grupo BLC, para levantar el nivel del turismo de Calafell. Todo está controlado.

Pues vamos bien servidos o, mejor dicho, este señor, licenciado en derecho y “gran experto en turismo”, aún no ha llegado a la segunda página de su manual de turismo. La primera página es para acordar el precio de su contratación y, la segunda, puede esperar, no hay prisa, que en agosto la gente hace vacaciones. A la vista está, aún no les ha explicado a la concejal de promoción económica y turismo, Olga Elvira, y al concejal de participación ciudadana y comunicación, Joaquim Vidal, que la comunicación es un elemento clave y vital en cualquier colectivo y equipo humano de trabajo.  Cuando se trata de un municipio turístico como Calafell es importante dar una buena y actualizada información de todos los actos, eventos, actividades y servicios que el municipio ofrece en verano y, por supuesto, durante todo el año. Por lo que la sardinada popular es un buen ejemplo de una mala información y comunicación. 

Ahora toca saber quién dará la cara ante los ciudadanos y  visitantes que se acerquen hasta  la Playa de Segur de Calafell para degustar la sardinada y explicar el grave error. ¿Será el alcalde en persona, o los concejales  anteriormente citados? ¿Quizás será el experto en turismo Sr. Fontecha? Me parece que no. Les tocará pasar el mal trago a nuestros  técnicos/as forjados en mil y una batallas que, ante la segura avalancha de preguntas y reclamaciones, demostraran como siempre su profesionalidad al máximo nivel.

¿A nadie del equipo de gobierno, y en especial de los concejales a quien compete la organización y dar la información correcta del acto, se les ha ocurrido contrastar la información que aparece en las guías, web municipal y carteles? Nadie ha sido capaz de rectificar este grave error. Si, grave error, porque pone en evidencia a un ayuntamiento descoordinado y mal gestionado. Quizás ni se han dado cuenta, o quizás poco les importa.  Será cosa de la transversalidad...

El caso es que en la guía de actividades del mes de agosto aparece la sardinada como gratuita, y mucho me temo que no va ser así. Al final, como siempre, quien paga la incompetencia es el ciudadano. Los técnicos aguantaran el chaparrón y la fiesta y el verano continuarán con sardinada popular y fuegos artificiales.

Cap comentari:

Publica un comentari