diumenge, 2 de desembre de 2012

Seguimos en volúmen disconforme

Artículo del Diari del Baix Penedès publicado el 27 de abril de 2012

El pasado 20 de noviembre acababa el plazo para presentar alegaciones a la modificación puntual del POUM que ha propuesto el equipo de gobierno, en la que se suprime la clave OD5s y se iguala todo el frente marítimo de L'Estany-Mas Mel con el de Segur Playa bajo la clave OD5. Ésto que, dicho de esta forma, dejaría indiferente a la mayor parte de la población, supone, nada más y nada menos, que doblar la edificabilidad de Segur Playa que permite el POUM (Plan de Ordenación Urbanística Municipal) actual. Por ello, hemos presentado alegaciones al respecto que, a continuación, detallaremos.

Previamente, durante mucho tiempo, el núcleo de Segur ha venido sufriendo los abusos urbanísticos que se permitieron, primero, con el planeamiento urbanístico de 1969 y, segundo, con el Plan General de 1989. En el primero se enterró el concepto de urbanización de chalets (modelo de ciudad jardín moderno) por el de edificación en bloques de planta baja y cuatro pisos, en segunda línea, y planta baja y seis pisos, en primera línea de playa. La especulación fue brutal durante los primeros años del nuevo siglo y, aprovechándose de un planeamiento desfasado, se construyeron bloques de forma exagerada, eliminando los pocos chalets que quedaban. Por ello, la mayoría de la gente achacaba los déficits urbanísticos a la masificación de Segur Playa.

El nuevo POUM de Calafell reducía considerablemente la edificabilidad de la zona, de la misma forma que lo hacía en el núcleo del Pueblo y de la Playa de Calafell. Prácticamente, la reducción en los tres casos fue del 40% de la edificabilidad que permitía el plan anterior, aprobado en 1989. Así, se pretendía que todos aquellos edificios de nueva construcción que se hicieran bajo la nueva normativa fueran de inferior volumen y tamaño edificado. Con ello, se conseguía frenar la masificación tan repudiada por los ciudadanos que ya viven en los tres núcleos que provocaba barbaridades urbanísticas como las que se veían en los primeros años de la década 2000-2010.

Calafell y, especialmente, Segur han vivido muchos años de especulación urbanística desmesurada. Por ello, con el nuevo POUM se pretendía poner fin a esa presión por parte de los especuladores. Reconocemos, nuevamente, nuestros errores. Así lo hicimos ya en su día. Seguramente, cometimos la imprudencia de no informar antes a la población y, también, de no informar suficiente sobre la nueva propuesta. Quizá, pecamos de inexperiencia.

Bajo las palabras "volumen disconforme" el movimiento vecinal ha continuado vivo hasta la actualidad. Ese concepto sigue sembrando la confusión entre los vecinos de Segur Playa. Pero, la mayoría, desconoce que sus edificios lo han estado durante más de veinte años y no ha pasado nada en absoluto. Han podido vender, hipotecar, alquilar, reformar y rehabilitar todos los edificios que fueron construidos antes de 1989 y que son muchos. Con el miedo de que, en caso de ser derribados, no se podrían reconstruir tal cual, han seguido presionando al nuevo gobierno para que modificara el POUM y quitara la "s" tan, aparentemente, inofensiva.

Artículo del Diari del Baix Penedès publicado el 5 de octubre de 2012

Olivella, a quien importa un bledo Segur Playa, no ha tenido reparos en quitar la "s", pero ocultando que tras esa modificación se autorizaba un 50% más de edificabilidad en los solares de esa zona. A él y a los suyos, los mismos que han aprovechado la especulación en Calafell y le han sacado partido a sus propiedades, heredadas mayoritariamente de sus antepasados, ya les va bien esa modificación. Eso permite dejar las cosas, casi, como estaban en el 1989. Por tanto, es como reconocer que no tienen ningún interés en resolver o poner solución a los problemas de masificación de Segur Playa.

Con la medida que han planteado, en un solar donde se podían hacer 12 pisos, ahora ser podrían hacer 18. Y en un terreno donde salían 20 pisos ahora se permitirán 30. Ese es el urbanismo que nos propone Olivella para solucionar los problemas de Segur Playa.

Pero lo mejor del caso es que, con la nueva propuesta, los edificios que con el nuevo POUM estaban en "Volumen disconforme", lo siguen estando. No se ha ganado nada al respecto. Por tanto, ¿A quién beneficia la modificación del POUM aprobada?


Sólo hay que ver esta imagen para ver que no es lo mismo L'Estany-Mas Mel (a la izquierda) que Segur Playa (a la derecha). La zona de l'Estany-Mas Mel se desarrolló ya con el Plan General de 1989, mientras que la Playa de Segur se urbanizó durante los años cincuenta. Por ello, sólo los servicios ya resultan desfasados hoy en día e incumplen las normativas vigentes de calidad y seguridad (alumbrado, alcantarillado, red de agua,...). Pero, no sólo eso, sino que la anchura de las calles es mayor (casi el doble) en la zona de l'Estany-Mas Mel que en la de Segur. Eso provoca que solamente haya un carril de aparcamiento en la mayoría de las calles de Segur Playa, mientras en l'Estany-Mas Mel hay dos en todas las calles. Así que, ese problema se duplica en el núcleo de Segur.

La antigüedad de los servicios no es la única diferencia entre ambas zonas, también lo es la calidad y el dimensionado. Mientras Segur Playa se planeó para abastecer y dar servicio a una zona residencial de baja densidad (chalets), la zona de l'Estany-Mas Mel se planificó para absorber esa mayor densidad. Con ello, el alcantarillado de las calles de Segur no puede absorber tal cantidad de agua residual con un diámetro de 30 centímetros en la mayoría de sus calles. Ese problema se ve agudizado en los días de lluvia, puesto que existen, aun, muchos pluviales de los edificios conectados al alcantarillado y tal caudal de agua hace saltar las tapas de las calles cuando llueve.

La red de agua está hecha de tubos de fibrocemento (conocido popularmente como "Uralita"). Ese material resulta cancerígeno y se recomienda su retirada. Además, se rompe con facilidad, provocando fugas permanentes en la red de agua que, en la mayoría de casos, son indetectables. Se calcula que se pierde un 40% del agua que circula por las tuberías y que pagamos entre todos.

Si en sesenta años sólo se ha reformado entera la calle Rhin (proyecto aprobado con un gobierno socialista al frente del Ayuntamiento), ¿cuántos años harán falta para reformar Segur Playa entero? ¿Durante cuánto tiempo tendremos que sostener los servicios deficitarios actuales? ¿Por qué no se para la presión urbanística mientras se reforman las calles y se subsanan los déficits de infraestructuras?

Todo esto sin citar que, en ninguno de los planeamientos anteriores se dejó ni un metro cuadrado de terreno para equipamiento ni zona verde. Ha sido este POUM el que ha conseguido terrenos par construir aquellos equipamientos necesarios (CAP, biblioteca, centro cívico,...) para absorber tal número de población.

Es por todos estos motivos que nuestro grupo municipal ha presentado alegaciones a la modificación del POUM que pretende Olivella y su gobierno. Nada nos impide afirmar que el urbanismo que practican CiU y PP es el que han hecho siempre en Calafell, el mismo que facilitó la especulación urbanística en su momento, el mismo que trajo consigo el déficit en los servicios (agua, alumbrado, alcantarillado, aparcamiento,...), el mismo que no resuelve los problemas de los vecinos que viven allí, el mismo que no tiene en cuenta el futuro desarrollo del núcleo y el mismo que nos traerá más de lo mismo.

Cap comentari:

Publica un comentari