divendres, 8 d’agost de 2014

BEQUES DE MENJADOR A L’ESTIU

(FOTOGRAFIA: EL PERIÓDICO 16/07/2014)

Noticias, publicaciones, e informes como los de Cáritas, Cruz Roja, Síndic, UNICEF, alertan de que a los niños que les está afectando la crisis tendrán en el futuro problemas de salud como patologías cardiovasculares y diabetes, y otras como demencia y depresiones, además de correr el riesgo de tener un menor nivel educativo y, en consecuencia, peores empleos y menos igualdad.

En un escrito de opinión, David Nadal, Trabajador Social, coordinador de la Comissió d'Infància i Família del Col.legi Oficial de Treball Social de Catalunya y  Cap del Servei de Treball Social de l’Hospital Maternoinfantil Sant Joan de Déu, comenta que muchas familias se encuentran bloqueadas y hacen filigranas para llegar a fin de mes, frecuentemente al límite y sin prácticamente capacidad de maniobra, y observa como la fragilidad de las dinámicas familiares se traslada a otros ámbitos: a la hora de mantener una educación en valores des de casa, de acompañar a sus hijos en las tareas escolares y otras  actividades cotidianas.

Comenta que esta situación afecta la salud emocional y, consecuentemente, la de los hijos. Culpa de todo ello a las administraciones por los recortes efectuados.

El PSC de Calafell ha advertido y preguntado en varios plenos y Comisiones Informativas sobre las previsiones del equipo de gobierno en relación a nuestros ciudadanos más pequeños, frágiles y vulnerables que, al finalizar el curso, no disfrutarán de las becas de comedor.

Nos hemos ofrecido a colaborar en la confección de un proyecto que garantizara la comida a aquellos niños/as que en verano no tienen beca de comedor y corren el peligro de no poder tener una alimentación equilibrada que garantice su salud. No es lo mismo alimentación que nutrición.

Como respuesta, el Àrea de Serveis a les Persones, ha puesto en marcha EL CONSELL SOCIAL, que se reunió por primera vez el pasado 9 de junio. En él están representados todos los Centros Educativos de Primaria, la Regidora de Benestar Social, la Tinent d’Alcalde de l’Àrea, Trabajadores Sociales de Benestar Social, una trabajadora del CAR y un representante de cada uno de los grupos políticos del consistorio. 

El Coordinador de Benestar Social nos explicó que habían recibido la subvención de la Generalitat destinada a los Centres Oberts y que, en el caso de Calafell, beneficiarían a 15 niños/as de los que asisten a ellos.

No fue aceptado el listado que un centro pretendió entregar con la relación  de posibles candidatos a beneficiarse de la subvención. Buscó la aprobación del trabajador social que lleva los casos del centro y conoce su realidad. La respuesta obtenida fue que sólo pueden acceder a la subvención los usuarios del centre obert: 15 niños/as 

La próxima reunión del “Consell Social” se realizará en octubre, cuando las escuelas ya están en marcha, funcionan las Comisiones de Garantía Social de cada centro, se han otorgado las becas de comedor del nuevo curso a través del Consell Comarcal, y el problema del verano se ha diluido.

La reunión del Consell Social, bajo mi punto de vista, resultó ser una reunión informativa, no participativa, y así parece que será en adelante dado que, por normativa, en cada Centro Educativo de Primaria y Secundaria funciona una Comisión de Garantía Social. Cada centro Educativo tiene asignado a un/a educador social que, una vez al mes, trata con la dirección del centro los casos susceptibles de ser atendidos desde de los Servicios Sociales del municipio. Las reuniones están sujetas a la Ley de Protección de Datos.

A mí me suena a maniobra de distracción ante la falta de proyectos para paliar los problemas de nuestros ciudadanos más pequeños.

¿Por qué 15 niños?

Porque la subvención recibida de la Generalitat va destinada al Centre Obert, que es un servicio de acción socioeducativa que pertenece Por Ley a la “XARXA DE SERVEIS SOCIALS D’ATENCIÓ PRIMÀRIA” de la Generalitat. Su marco legal está recogido en el Decreto 284/1996 de 23 de julio, dentro del sistema catalán de servicios sociales y tiene como objetivos la detección, prevención e integración de los niños/as y adolescentes en riesgo social. Funciona a lo largo del curso en horario extraescolar. En Calafell funcionan dos centros: els Peterols a Segur y el Desgavell al Bolavà.

El importe de la subvención  asciende a 14.710,00 € para los dos centros, y se destinan a pagar a dos educadoras, y la comida y merienda de los beneficiados. El Ayuntamiento aporta 2.000 € destinados al desayuno.

El Centre Obert d’estiu acoge a 15 niños/as, pero según un informe técnico con fecha del 28/07/2014 se habían incluido 3 personas más y, como solución a los casos que han quedado fuera, han ofrecido a las familias turnos de tres semanas. Eso comporta que habrá niños que tendrán comida 15 días, pero ¿qué pasa con los 34 restantes?

Desde el PSC hemos criticado que nuestro Ayuntamiento no haya dado cabida a más de 15 niños y no haya previsto o haya tenido la sensibilidad de indagar qué ocurre en verano con aquellos niños de Calafell que gozando de beca de comedor a lo largo del curso se quedan sin ella durante el verano.

Solicitamos en el Consell Social que no se hicieran turnos en el Centre Obert porque nos consta que en el último trimestre del pasado curso aumentaron las solicitudes de nuevas becas de comedor y, aquellas familias que tenían becas parciales o temporales, solicitaron que no se les retirara la ayuda porque no podían garantizar para sus hijos esa comida.

En el pleno del pasado 31/07/2014 volvimos a expresar nuestra queja a la regidora de Benestar Social sobre la falta de un proyecto paralelo o conjunto al del Centre Obert, y poder dar cabida a aquellos otros niños sin beca y con alto riesgo de no poder hacer, a lo largo del verano, una comida equilibrada, poniendo en riesgo su salud y consecuentemente su rendimiento escolar.

Esta falta de proyecto, iniciativas y, especialmente, voluntad política del equipo de gobierno repercute especialmente en la regidoría de Benestar Social, que ha de dar respuesta y soluciones a las familias más afectadas por la crisis. La regidora es la cara visible y responsable de la regidoría, pero por encima de ella está la teniente de alcalde del área y el propio alcalde para, “transversalmente”, tomar decisiones conjuntas.

Ante nuestras demandas la respuesta siempre consiste en escudarse en los técnicos y eludir sus responsabilidades políticas, según recoge el acta del 23/12/2014 sobre nuestra propuesta de abrir el comedor social por Navidad:

Referent a prendre iniciatives polítiques , nosaltres, sap què passa? Que amb temes socials ens hem estimat no prendre decisions polítiques i, el que hem fet és escoltar i avalar la feina tècnica i els hem escoltat i era molt fàcil prendre la decisió d’agafar uns diners, pactar amb restaurants però ens hem escoltat més escoltar els tècnics” (fin de la cita de la regidora de B.Social). En semana Santa SÍ optaron por un restaurante.

En el PSC tenemos claro que el trabajo técnico es el que el técnico responsable pone a disposición del regidor para que el equipo de gobierno pueda, dentro de la legalidad y las normativas, llevar a cabo el proyecto de mandato, crear nuevos en función de las demandas sociales, y tomar la decisión política para que el técnico pueda, técnicamente, llevarlo a término.

La regidora de B. Social prometió que ningún niño se quedaría sin un plato de comida este verano. Personalmente creo en sus buenas intenciones y ganas de hacerlo realidad, ¿quién no? pero sin tener un listado de las familias que, en su momento, justificaron su situación para obtener la beca (sólo era cuestión de comenzar a revisar los expedientes con tiempo), detectar los casos más urgentes, buscar una salida y así poder cumplir su palabra. Para ello es imprescindible definir un proyecto con objetivos claros sobre la finalidad del mismo, el espacio necesario en función del número de niños y una temporización para poder controlar los tiempos de ejecución del proyecto, que debe ir acompañado de un presupuesto que no hemos sabido detectar en Benestar Social; pero sí hemos detectado como en 2013 se realizó una modificación presupuestaria que traspasó 26.000 € de B.Social a obras, y una reducción de 42.000 € en el de este año. Evidentemente se ha expuesto en pleno, pero sin ningún resultado.

"El plat a taula” será difícil que llegue a la mayoría de niños necesitados este verano porque, como bien dijo la regidora: “ahora se están valorando dos casos”. Y es que Serveis Socials, ante cualquier demanda, ha de activar un protocolo que requiere un tiempo y es, justamente lo que ya debía estar hecho.

TU ETS UN CRACK!!!

Hemos preguntado en el pleno por el número de becas que habrían podido cubrir las necesidades de nuestros más frágiles e indefensos ciudadanos con los 27.000€ que se han tirado en una campaña que nadie ha entendido y que difícilmente dará beneficios cívicos. No se le puede pedir civismo al que está desposeído de las necesidades más básicas y ve, impotentemente, como se esfuman sus derechos.

También, sobre qué población se ha realizado el estudio para decidir los 15 niños del centre obert que han iniciado el primer turno; porque si hay posibilidades de turnos es porque el número de niños es superior a 15. Y si esos niños son los que ya forman parte del centre obert durante el curso escolar (es a quienes va dirigida la subvención), así como el total de niños que por turnos habrán recibido ayuda.

Hemos finalizado esta intervención con un RUEGO que estoy convencida que haría cualquiera de los ciudadanos de Calafell. Que hagan una modificación presupuestaria para que, como mínimo, todos los niños del centre Obert d’Estiu puedan beneficiarse de la actividad todos los días, y hacerlo extensivo a aquellos niños/as sin beca de comedor que urgentemente lo necesiten, aunque  esta última parte ya hemos comentado que se debía haber hecho mucho antes.

Porque “El mañana de los niños empieza hoy” nos alegramos que los niños beneficiados este verano por la subvención puedan asegurarse desayuno, comida, merienda y actividades lúdicas; porque forman parte de sus derechos: alimentación, salud, educación y equidad, por nombrar algunos. Nosotros, los que hemos decidido servir a los ciudadanos, hemos de hacer lo posible para conseguirlo; unos desde el gobierno y, en nuestro caso, desde la oposición.
-->
Educa a los niños y evitarás invertir en campañas de civismo (adaptación de cita de Pitágoras).


Este proyecto se ha realizado, justamente, con la mitad del proyecto CRACK y una subvención del Centre Obert, la mitad de la recibida en Calafell porque aquí tenemos dos centros.
Prioridad, sensibilidad, proyecto.

Teresa Cumplido
Regidora del PSC
Ajuntament de Calafell 

2 comentaris:

  1. Es una vergüenza que niños no puedan comer, para que Olivella cuelgue cartelitos absurdos por el pueblo.
    Cada cartelito son varios platos de comida para niños.

    Es tanto como decir que Olivella roba la comida directamente a los niños que más lo necesitan.

    Dan ganas de vomitar.

    Buen artículo Teresa

    ResponSuprimeix
  2. Fhilippe, por desgracia, los niños son mucho más invisibles en esta crisis y, al no tener capacidad de manifestarse, asociarse y reclamar sus derechos dependen totalmente de las administraciones públicas y, por suerte, de entidades como Cáritas, Cruz Roja, Pere Tarrés que detectan y suplen, muchas veces, casos graves que no son considerados como tales por las administraciones al fijarse éstas en unos baremos que, en la mayoría de los casos, hace que estas familias hayan de recortar en la comida de sus hijos.

    ResponSuprimeix