dijous, 29 de març de 2018

Lo que hay que ver

Lo que hay que ver, sí. Lo de Ciutadans en el Ayuntamiento de Calafell no tiene nombre. O, si lo prefieren, nombre y apellidos: José Manuel Tejedor González. La política local en nuestro municipio no ha sido nunca un dechado de virtudes. Pero lo de este partido y su portavoz supera todo lo conocido hasta hoy en incoherencia y en descaro.

Lo último es ver como un personaje tan “unionista” que nos acusa de tibios a quienes no siendo independentistas no comulgamos con sus ruedas de molino, no tiene reparo alguno en ir del brazo con los independentistas para fastidiar temas importantes para Calafell. Sí, para esos vecinos que dice que son su principal razón de existir... Si no puede colgarse la medalla del trabajo de los demás, tarea en la que lleva acabados varios doctorados, no duda en intentar al menos retrasar las cosas... Y triple salto mortal: si uno tiene que retratarse con unos independentistas, pues va y se retrata.

¿Qué deben pensar los votantes de Ciudadanos, viendo a su representante hombro con hombro con los independentistas? ¿Qué cara deben poner? ¿Es tal vez la misma cara que les queda cuando piensan que si Calafell está en la Asociación de Municipios por la Independencia es gracias a uno de los dos escaños que dieron a Ciudadanos en las últimas municipales? Menudo desperdicio.

¿Y qué cara les quedará a los votantes de Ciudadanos cuando se enteren de que su concejal torpedea en la medida que puede, afortunadamente escasa, que los temas se debatan en los plenos, aunque luego es el primero a votar a favor, para no quedar mal con nadie? ¿Les parece bien, o normal, esa hipocresía? Aunque no pactara con los independentistas para ello, que lo hace, no está bien ni es normal, y es hipócrita.

Dicho queda, aunque no vamos a conseguir que el señor Tejedor y su partido cambien para bien. Al menos se les ha visto el plumero.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada